lunes, 19 de agosto de 2019

SANTA MISA DIARIA DE HOY 20 DE AGOSTO-2019




PRIMERA LECTURA
Del libro de los Jueces 6, 11-24a

En aquellos días, el ángel del Señor vino y se sentó bajo la encina de Ofrá, propiedad de Joás de Abiezer, mientras su hijo Gedeón estaba trillando a látigo en el lagar, para esconderse de los madianitas. El ángel del Señor se le apareció y le dijo: “El Señor está contigo, valiente”. Gedeón respondió: “Perdón, si el Señor está con nosotros, ¿por qué nos ha venido encima todo esto? ¿Dónde han quedado aquellos prodigios que nos contaban nuestros padres: ‘De Egipto nos sacó el Señor?’. La verdad es que ahora el Señor nos ha desamparado y nos ha entregado a los madianitas”. El Señor se volvió a él y le dijo: “Vete, y con tus propias fuerzas salva a Israel de los madianitas. Yo te envío”. Gedeón replicó: “Perdón, ¿cómo puedo yo librar a Israel? Precisamente mi familia es la menor de Manasés, y yo soy el más pequeño en la casa de mi padre”. El Señor contestó: “Yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre”. Gedeón insistió: “Si he alcanzado tu favor, dame una señal de que eres tú quien habla conmigo. No te vayas de aquí hasta que yo vuelva con una ofrenda y te la presente”. El Señor dijo: “Aquí me quedaré hasta que vuelvas”. Gedeón marchó a preparar un cabrito y unos panes ázimos con media fanega de harina; colocó luego la carne en la cesta y echó el caldo en el puchero; se lo llevó al Señor y se lo ofreció bajo la encina. El ángel del Señor le dijo: “Coge la carne y los panes ázimos, colócalos sobre esta roca y derrama el caldo”. Así lo hizo. Entonces el ángel del Señor alargó la punta del cayado que llevaba, tocó la carne y los panes, y se levantó de la roca una llamarada que los consumió. Y el ángel del Señor desapareció. Cuando Gedeón vio que se trataba el ángel del Señor, exclamó: “¡Ay, Dios mío, que he visto el ángel del Señor cara a cara!”. Pero el Señor le dijo: “¡Paz, no temas, no morirás!”. Entonces Gedeón levantó allí un altar al Señor y le puso el nombre de “Señor de la Paz”.
Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 84
R/. El Señor anuncia la paz a su pueblo.


• Voy a escuchar lo que dice el Señor: “Dios anuncia la paz a su pueblo y a sus amigos y a los que se convierten de corazón”. R/.
• La misericordia y la fidelidad se encuentran, la justicia y la paz se besan; la fidelidad brota de la tierra, y la justicia mira desde el cielo. R/.
• El Señor nos dará la lluvia, y nuestra tierra dará su fruto. La justicia marchará ante Él, la salvación seguirá sus pasos. R/.


EVANGELIO
Reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran.
Del Evangelio según san Mateo 19, 23-30


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Les aseguro que difícilmente entrará un rico en el Reino de los Cielos. Lo repito: Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja que a un rico entrar en el Reino de Dios”. Al oírlo, los discípulos dijeron espantados: “Entonces, ¿quién puede salvarse?”. Jesús se les quedó mirando y les dijo: “Para los hombres es imposible; pero Dios lo puede todo”. Entonces le dijo Pedro: “Pues nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido; ¿qué nos va a tocar?”. Jesús
les dijo: “Les aseguro: cuando llegue la renovación, y el Hijo del hombre se siente en el trono de su gloria, también ustedes, los que me han seguido, se sentarán en doce tronos para regir a las doce tribus de Israel. El que por mí deja casa, hermanos o hermanas, padre o madre, mujer, hijos o tierras, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna. Muchos primeros serán últimos y muchos últimos serán primeros”.
 Palabra del Señor.

viernes, 16 de agosto de 2019

SANTA MISA DE HOY- 16 DE AGOSTO-2019



PRIMERA LECTURA
Del libro de Josué 24, 1-13
En aquellos días, Josué reunió a las tribus de Israel en Siquén. Convocó a los ancianos de Israel, a los cabezas de familia, jueces y alguaciles, y se presentaron ante el Señor. Josué habló al pueblo: “Así dice el Señor, Dios de Israel: ‘Al otro lado del río Éufrates vivieron antaño sus padres, Téraj, padre de Abrahán y de Najor, sirviendo a otros dioses. Tomé a Abrahán, su padre, del otro lado del río, lo conduje por todo el país de Canaán y multipliqué su descendencia dándole a Isaac. A Isaac le di Jacob y Esaú. A Esaú le di en propiedad la montaña de Seír, mientras que Jacob y sus hijos bajaron a Egipto. Envié a Moisés y Aarón para castigar a Egipto con los portentos que hice, y después los saqué de allí. Saqué de Egipto a sus padres; y llegaron al mar. Los egipcios persiguieron a sus padres con caballería y carros hasta el mar Rojo. Pero gritaron al Señor, y Él puso una nube oscura entre ustedes y los egipcios; después desplomó sobre ellos el mar, anegándolos. Sus ojos vieron lo que hice en Egipto. Después vivieron en el desierto muchos años. Los llevé al país de los amorreos, que vivían en Transjordania; los atacaron,  se los entregué. Tomaron posesión de sus tierras, y yo los exterminé ante ustedes. Entonces Balac, hijo de Sipor, rey de Moab, atacó a Israel; mandó llamar a Balaán, hijo de Beor, para que los maldijera; pero yo no quise oír a Balaán, que no tuvo más remedio que bendecirlos, y los libré de sus manos. Pasaron el Jordán y llegaron a Jericó. Los jefes de Jericó los atacaron: los amorreos, fereceos, cananeos, hititas, guirgaseos, heveos y jebuseos; pero yo se los entregué; sembré el pánico ante ustedes, y expulsaron a los dos reyes amorreos, no con tu espada ni con tu arco. Y les di una tierra por la que no habían sudado, ciudades que no habían construido, y en las que ahora viven, viñedos y olivares que no habían
plantado, y de los que ahora comen’”.
Palabra de Dios.
SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 135
R/. Porque es eterna su misericordia.
• Den gracias al Señor porque es bueno.R/.
• Den gracias al Dios de los dioses. R/.
• Den gracias al Señor de los señores. R/.
• Guio por el desierto a su pueblo. R/.
• Él hirió a reyes famosos. R/.
• Dio muerte a reyes poderosos. R/.
• Les dio su tierra en heredad. R/.
• En heredad a Israel, su siervo. R/.
• Y nos libró de nuestros opresores. R/.



EVANGELIO
Del Evangelio según san Mateo 19, 3-12

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos fariseos y le preguntaron, para ponerlo a prueba: “¿Es lícito a uno despedir a su mujer por cualquier motivo?”. Él les respondió: “¿No han leído que el Creador, en el principio, los creó hombre y mujer, y dijo: ‘Por eso
abandonará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne?’. De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Pues lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre”. Ellos insistieron: “¿Y por qué mandó Moisés darle acta de repudio y divorciarse?”. Él les contestó: “Por lo tercos que son les permitió Moisés ivorciarse de sus mujeres; pero, al principio, no era así. Ahora les digo yo que, si uno se divorcia de su mujer –no hablo de impureza– y se casa con otra, comete adulterio”. Los discípulos le replicaron: “Si esa es la situación del hombre con la mujer, no trae cuenta casarse”. Pero Él les dijo: “No todos pueden con eso, solo los que han recibido ese don. Hay eunucos que salieron así del vientre de su madre, a otros los hicieron los hombres, y hay quienes se hacen eunucos por el Reino de los Cielos. El que pueda con esto, que lo haga”.
 Palabra del Señor.

jueves, 15 de agosto de 2019

SANTA MISA DIARIA 15 DE AGOSTO 2019

 https://www.facebook.com/parroquiaweb/videos/1969578116475068/

Solemnidad - Blanco
ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA

PRIMERA LECTURA
Del libro del Apocalipsis 11, 19a; 12, 1-6a.10ab
Visión que tuvo Juan: Se abrieron las puertas del santuario de Dios en el cielo, y dentro del santuario vi el arca de su alianza. Y apareció una figura grandiosa en el cielo: una mujer revestida con el sol; tenía la luna bajo sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Estaba encinta y gritaba con terribles dolores de parto. Luego apareció otra figura en el cielo: un enorme dragón rojo que tenía siete cabezas y diez cuernos y una diadema en cada cabeza. Con la cola barrió del cielo una tercera parte de las estrellas y las arrojó a la tierra. Luego se colocó frente a la mujer que estaba a punto de dar a luz, dispuesto a devorar al niño cuando naciera. Y la mujer dio a luz un hijo varón: aquel que debe gobernar con vara de hierro a los pueblos. El niño fue arrebatado hasta Dios y colocado junto a su trono. Y la mujer huyó al desierto, donde tiene un lugar reservado por Dios. Entonces oí una gran voz en el cielo que decía: “¡Ya llegó la victoria, el poder y el reinado de nuestro Dios, y sonó la hora de que su Ungido ejerza el mando!”.
Palabra de Dios.
SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 44
R/. A tu derecha, Señor, revestida con el sol, está la reina.
• Tu trono, ¡oh Dios!, permanece para siempre. De pie a tu derecha está la reina, enjoyada con oro de Ofir. R/.
• Escucha, hija, mira: inclina el oído, olvida tu pueblo y la casa paterna: prendado está el rey de tu belleza. R/.
• Ya entra la princesa, bellísima, vestida de perlas y brocado; la llevan ante el rey, con séquito de vírgenes, la siguen sus compañeras. R/.

EVANGELIO
Del Evangelio según san Lucas 1, 39-56
Después de recibir el anuncio del ángel, María se puso en camino y se fue sin demora a un pueblo de las montañas de Judea. Al entrar en la casa de Zacarías, saludó a Isabel. Y apenas oyó Isabel el saludo de María, se estremeció la criatura que llevaba Isabel en el vientre, y ella se llenó del Espíritu Santo y exclamó en voz alta: “¡Bendita eres entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Cómo es posible que la madre de mi Señor venga a visitarme? Mira: apenas llegaron a mis oídos tus palabras de saludo, la criatura que llevo en el vientre se estremeció de alegría. ¡Dichosa eres tú, que creíste que se cumpliría lo que el Señor te anunció!”. María exclamó: “Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí; su nombre es santo y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hizo proezas con su brazo: dispersó a los soberbios de corazón, derribó del trono a los poderosos y enalteció a los humildes, a los hambrientos los colmó de bienes y a los ricos los despidió vacíos. Auxilió a Israel, su siervo, –como lo había prometido a nuestros padres–, acordándose de su misericordia en favor de Abrahán y su descendencia por siempre”. María permaneció con Isabel como unos tres meses y luego regresó a su casa.
 Palabra del Señor.

miércoles, 14 de agosto de 2019

SANTA MISA DIARIA 14 DE AGOSTO DE 2019


SAN MAXIMILIANO MARÍA KOLBE, PRESBÍTERO Y MÁRTIR

PRIMERA LECTURA
Del libro del Deuteronomio 34, 1-12
En aquellos días, Moisés subió de la estepa de Moab al monte Nebo, a la cima del Fasga, que mira a Jericó; y el Señor le mostró toda la tierra: Galaad hasta Dan, el territorio de Neftalí, de Efraín y de Manasés, el de Judá hasta el mar occidental, el Negueb y la comarca del valle de Jericó, la ciudad de las palmeras, hasta Soar; y le dijo: “Esta es la tierra que prometí a Abrahán, a Isaac y a Jacob, diciéndoles: ‘Se la daré a tu descendencia’. Te la he hecho ver con tus propios ojos, pero no entrarás en ella”.
Y allí murió Moisés, siervo del Señor, en Moab, como había dicho el Señor. Lo enterraron en el valle de Moab, frente a Bet Fegor; y hasta el día de hoy nadie ha conocido el lugar de su tumba. Moisés murió a la edad de ciento veinte años; no había perdido vista ni había decaído su vigor. Los israelitas lloraron a Moisés en la estepa de Moab treinta días hasta que terminó el tiempo del duelo por Moisés. Josué, hijo de Nun, estaba lleno del espíritu de sabiduría, porque Moisés le había impuesto las manos; los israelitas le obedecieron e hicieron lo que el Señor había mandado a Moisés.
Pero ya no surgió en Israel otro profeta como Moisés, con quien el Señor trataba cara a cara; ni semejante a él en los signos y prodigios que el Señor le envió a hacer en Egipto contra el Faraón, su corte y su país; ni en la mano poderosa, en los terribles portentos que obró Moisés en presencia de todo Israel.
Palabra de Dios.
SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 65
R/. Bendito sea Dios, que me ha devuelto la vida.
• Aclama al Señor, tierra entera; toquen en honor de su nombre, canten himnos a su gloria. Digan a Dios: “¡Qué temibles son tus obras!”. R/.
• Vengan a ver las obras de Dios, sus temibles proezas en favor de los hombres. Bendigan, pueblos, a nuestro Dios, hagan resonar sus alabanzas. R/.
• Fieles de Dios, vengan a escuchar, les contaré lo que ha hecho conmigo: a Él gritó mi boca y lo ensalzó mi lengua. R/.

EVANGELIO
Del Evangelio según san Mateo 18, 15-20
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un gentil o un publicano. Les aseguro que todo lo que aten en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desaten en la tierra quedará desatado en el cielo. Les aseguro, además, que si dos de ustedes se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”.
 Palabra del Señor.

martes, 13 de agosto de 2019

SANTA MISA DIARIA 13 DE AGOSTO -2019



PRIMERA LECTURA
Del libro del Deuteronomio 31, 1-8

Moisés dijo estas palabras a los israelitas: “He cumplido ya ciento veinte años, y me encuentro impedido; además, el Señor me ha dicho: ‘No pasarás ese Jordán’. El Señor, tu Dios pasará delante de ti. Él destruirá delante de ti esos pueblos, para que te apoderes de ellos. Josué pasará delante de ti, como ha dicho el Señor. El Señor los tratará como a los reyes amorreos Sijón y Og, y como a sus tierras, que arrasó. Cuando el Señor se los entregue, harán con ellos lo que yo les he ordenado. ¡Sean fuertes y valientes, no teman, no se acobarden ante ellos!, que el Señor tu Dios, avanza a tu lado, no te dejará ni te abandonará”. Después Moisés llamó a Josué, y le dijo en presencia de todo Israel: “Sé fuerte y valiente, porque tú has de introducir a este pueblo en la tierra que el Señor, tu Dios, prometió dar a tus padres; y tú les repartirás la heredad. El Señor avanzará ante ti. Él estará contigo; no te dejará ni te abandonará. No temas ni te acobardes”.
Palabra de Dios.
SALMO RESPONSORIAL
Dt 32
R/. La porción del Señor fue su pueblo.

• Voy a proclamar el nombre del Señor: den gloria a nuestro Dios. Él es la Roca, sus obras son perfectas. R/.
• Acuérdate de los días remotos, considera las edades pretéritas, pregunta a tu padre, y te lo contará, a tus ancianos y te lo dirán. R/.
• Cuando el Altísimo daba a cada pueblo su heredad y distribuía a los hijos de Adán, trazando las fronteras de las naciones, según el número de los hijos de Dios. R/.
• La porción del Señor fue su pueblo, Jacob fue el lote de su heredad. El Señor solo los condujo, no hubo dioses extraños con Él. R/.

EVANGELIO
Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños.
Del Evangelio según san Mateo 18, 1-5.10.12-14

En aquel momento, se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron: “¿Quién es el más importante en el Reino de los Cielos?”. Él llamó a un niño, lo puso en medio y dijo: “Les aseguro que, si no vuelven a ser como niños, no entrarán en el Reino de los Cielos. Por tanto, el que se haga pequeño como este niño, ese es el más grande en el Reino de los Cielos. El que acoge a un niño como este en mi nombre me acoge a mí. Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños, porque les digo que sus ángeles están viendo siempre en el cielo el rostro de mi Padre celestial. ¿Qué les parece? Supongan que un hombre tiene cien ovejas: si una se le pierde, ¿no deja las noventa y nueve y va en busca de la perdida? Y si la encuentra, les aseguro que se alegra más por ella que por las noventa y nueve que no se habían extraviado. Lo mismo su Padre del cielo: no quiere que se pierda ni uno de estos pequeños”.
 Palabra del Señor.

lunes, 12 de agosto de 2019

SANTA MISA DIARIA- 12 DE AGOSTO 2019




PRIMERA LECTURA
Del libro del Deuteronomio 10, 12-22

Moisés habló al pueblo, diciendo: “Ahora, Israel, ¿qué es lo que te exige el Señor, tu Dios? Que temas al Señor, tu Dios, que sigas sus caminos y lo ames, que sirvas al Señor, tu Dios, con todo el corazón y con toda el alma, que guardes los preceptos del Señor, tu Dios, y los mandatos que yo te mando hoy, para tu bien. Cierto: del Señor son los cielos, hasta l último cielo, tierra y todo cuanto la  habita; con todo, solo de sus padres se enamoró el Señor, los amó, y de su descendencia los escogió a ustedes entre todos los pueblos, como sucede hoy. Circunciden su corazón, no endurezcan su cerviz; que el Señor, su Dios, es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, fuerte y terrible; no es parcial ni acepta soborno, hace justicia al huérfano y a la viuda, ama al forastero, dándole pan y vestido. Amarán al forastero, porque forasteros fueron en Egipto. Temerás al Señor, tu Dios, le servirás, te pegarás a Él, en su nombre jurarás. Él será tu alabanza, Él será tu Dios, pues Él hizo a tu favor las terribles hazañas que tus ojos han visto. Setenta eran tus padres cuando bajaron a Egipto, y ahora el Señor, tu Dios, te ha hecho numeroso como las estrellas del cielo”.
Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 147
R/. Glorifica al Señor, Jerusalén.

• Glorifica al Señor, Jerusalén; alaba a tu Dios, Sion: que ha reforzado los cerrojos de tus puertas, y ha bendecido a tus hijos dentro de ti. R/.
• Ha puesto paz en tus fronteras, te sacia con flor de harina. Él envía su mensaje a la tierra, y su palabra corre veloz. R/.
• Anuncia su palabra a Jacob, sus decretos y mandatos a Israel; con ninguna nación obró así, ni les dio a conocer sus mandatos. R/. 


EVANGELIO
Del Evangelio según san Mateo 17, 22-27


En aquel tiempo, mientras Jesús y los discípulos recorrían juntos Galilea, les dijo Jesús: “Al Hijo del hombre lo van a entregar en manos de los hombres, lo matarán, pero resucitará al tercer día”. Ellos se pusieron muy tristes. Cuando llegaron a Cafarnaún, los que cobraban el impuesto de las dos dracmas se acercaron a Pedro y le
preguntaron: “¿Su Maestro no paga las dos dracmas?”. Contestó: “Sí”. Cuando llegó a casa, Jesús se adelantó a preguntarle: “¿Qué te parece, Simón? Los reyes del mundo, ¿a quién le cobran impuestos y tasas, a sus hijos o a los extraños?”. Contestó: “A los extraños”. Jesús le dijo: “Entonces, los hijos están exentos. Sin embargo, para no escandalizarlos, ve al lago, echa el anzuelo, coge el primer pez que pique, ábrele la boca y encontrarás una moneda de plata. Cógela y págales por mí y por ti”.


 Palabra del Señor.

viernes, 9 de agosto de 2019

SANTA MISA DIARIA 9 DE AGOSTO-2019


Del libro del Deuteronomio 4, 32-40
 
Moisés habló al pueblo, diciendo: “Pregunta, pregunta a los tiempos antiguos, que te han precedido, desde el día en que Dios creó al hombre sobre la tierra: ¿hubo jamás, desde un extremo al otro del cielo, palabra tan grande como esta?; ¿se oyó cosa semejante?; ¿hay algún pueblo que haya oído, como tú has oído, la voz del Dios vivo, hablando desde el fuego, y haya sobrevivido?; ¿algún Dios intentó jamás venir a buscarse una nación entre las otras por medio de pruebas, signos, prodigios y guerra, con mano fuerte y brazo poderoso, por grandes terrores, como todo lo que el Señor, su Dios, hizo con ustedes en Egipto, ante sus ojos? Te lo han hecho ver para que reconozcas que el Señor es Dios, y no hay otro fuera de Él. Desde el cielo hizo resonar su voz para enseñarte, en la tierra te mostró aquel gran fuego, y oíste sus palabras que salían del fuego. Porque amó a tus padres y después eligió a su descendencia, Él en persona te sacó de Egipto con gran fuerza, para desposeer ante ti a pueblos más grandes y fuertes que tú, para traerte y darte sus tierras en heredad, cosa que hoy es un hecho. Reconoce, pues, hoy y medita en tu corazón, que el Señor es el único Dios, allá arriba en el cielo, y aquí abajo en la tierra; no hay otro. Guarda los preceptos y mandamientos que yo te prescribo hoy, para que seas feliz, tú y tus hijos después de ti, y prolongues tus días en el suelo que el Señor, tu Dios, te da para siempre”.
Palabra de Dios.
SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 76
R/. Recuerdo las proezas del Señor.
• Recuerdo las proezas del Señor; sí, recuerdo tus antiguos portentos, medito todas tus obras y considero tus hazañas. R/.
• Dios mío, tus caminos son santos: ¿qué dios es grande como nuestro Dios? Tú, oh Dios, haciendo maravillas, mostraste tu poder a los pueblos. R/.
• Con tu brazo rescataste a tu pueblo, a los hijos de Jacob y de José. Guiabas a tu pueblo como a un rebaño, por la mano de Moisés y de Aarón. R/.

EVANGELIO
Del Evangelio según san Mateo 16, 24-28
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “El que quiera venirse conmigo,  que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Si uno quiere salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí la encontrará. ¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida? ¿O qué podrá dar para recobrarla? Porque el Hijo del hombre vendrá entre sus ángeles, con la gloria de su Padre, y entonces pagará a cada uno según su conducta. Les aseguro que algunos de los aquí presentes no morirán sin antes haber visto llegar al Hijo del hombre con majestad”.
 Palabra del Señor.