sábado, 15 de junio de 2019

SANTA MISA DIARIA 15 DE JUNIO DE 2019






PRIMERA LECTURA
Al que no había pecado Dios lo hizo expiación por nuestro pecado.
De la Segunda carta de san Pablo a los Corintios 5, 14-21

Hermanos: Nos apremia el amor de Cristo, al considerar que, si uno murió por todos, todos murieron. Cristo murió por todos, para que los que viven ya no vivan para sí, sino para el que murió y resucitó por ellos. Por tanto, no valoramos a nadie según la carne. Si alguna vez juzgamos a Cristo según la carne, ahora ya no. El que es de Cristo es una criatura nueva. Lo antiguo ha pasado, lo nuevo ha comenzado. Todo esto viene de Dios, que por medio e Cristo nos reconcilió consigo y  nos encargó el ministerio de la reconciliación. Es decir, Dios mismo estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo, sin pedirle cuentas de sus pecados, y a nosotros nos ha confiado la palabra de la reconciliación. Por eso, nosotros actuamos como enviados de Cristo, y es como si Dios mismo los exhortara por nuestro medio. En nombre de Cristo les pedimos que se reconcilien con Dios. Al que no había pecado Dios lo hizo expiación por nuestros pecados, para que nosotros, unidos a Él, recibamos la justificación de Dios.
Palabra de Dios.
SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 102
R/. El Señor es compasivo y misericordioso.

• Bendice, alma mía, al Señor, y todo mi ser a su santo nombre. Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides sus beneficios. R/.
• Él perdona todas tus culpas y cura todas tus enfermedades; Él rescata tu vida de la fosa y te colma de gracia y de ternura. R/.
• El Señor es compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia; no está siempre acusando ni guarda rencor perpetuo.  R/.
• Como se levanta el cielo sobre la tierra, se levanta su bondad sobre sus fieles; como dista el oriente del ocaso, así aleja de nosotros nuestros delitos.  R/.


EVANGELIO
Yo les digo que no juren en absoluto.
Del Evangelio según san Juan 20, 19-23

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Han oído que se dijo a los antiguos: ‘No jurarás en falso’ y ‘Cumplirás tus votos al Señor’. Pues yo les digo que no juren en absoluto: ni por el cielo, que es el trono de Dios; ni por la tierra, que es estrado de sus pies; ni por Jerusalén, que es la ciudad del Gran Rey. Ni jures por tu cabeza, pues no puedes olver blanco o negro un solo  pelo. A ustedes les basta decir ‘sí’ o ‘no’. Lo que pasa de ahí viene del Maligno”.
 Palabra del Señor.

jueves, 13 de junio de 2019

SANTA MISA DIARIA 13 DE JUNIO- SAN ANTONIO DE PADUA




PRIMERA LECTURA
Dios ha brillado en nuestros corazones, para que nosotros iluminemos, dando a conocer la gloria de Dios.
De la Segunda carta de san Pablo a los Corintios 3, 15–4, 1.3-6
Hermanos: Hasta hoy, cada vez que los israelitas leen los libros de Moisés, un velo cubre sus mentes; pero, cuando se vuelva hacia el Señor, se quitará el velo. El Señor del que se habla es el Espíritu; y donde hay el Espíritu del Señor, hay libertad. Y nosotros todos, que llevamos la cara descubierta, reflejamos la gloria del Señor y nos vamos transformando en su imagen con resplandor creciente; así es como actúa el Señor que es Espíritu. Por esto, encargados de este ministerio por misericordia de Dios, no nos acobardamos. Si nuestro evangelio sigue velado, es para los que van a la perdición, o sea, para los incrédulos: el dios de este mundo ha obcecado su mente para que no distingan el fulgor del glorioso evangelio de Cristo, imagen de Dios. Nosotros no nos predicamos a nosotros mismos, predicamos que Cristo es Señor, y nosotros siervos suyos por Jesús. El Dios que dijo: “Brille la luz del seno de la tiniebla” ha brillado en nuestros corazones, para que nosotros iluminemos, dando a conocer la gloria de Dios, reflejada en Cristo.
Palabra de Dios.
SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 84
R/. La gloria del Señor habitará en nuestra tierra.
• Voy a escuchar lo que dice el Señor: “Dios anuncia la paz a su pueblo y a sus amigos”. La salvación está ya cerca de sus fieles, y la gloria habitará en nuestra tierra. R/.
• La misericordia y la fidelidad se encuentran, la justicia y la paz se besan; la fidelidad brota de la tierra, y la justicia mira desde el cielo. R/.
• El Señor nos dará la lluvia, y nuestra tierra dará su fruto. La justicia marchará ante Él, la salvación seguirá sus pasos.R/.
EVANGELIO
Todo el que esté peleado con su hermano, será procesado.
Del Evangelio según san Mateo 5, 20-26
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Si no son mejores que los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos. Han oído que se dijo a los antiguos: ‘No matarás’, y el que mate será procesado. Pero yo les digo: Todo el que esté peleado con su hermano será procesado. Y si uno llama a su hermano ‘imbécil’, tendrá que comparecer ante el Sanedrín, y si lo llama ‘renegado’, merece la condena del fuego. Por tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene quejas contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu  ofrenda. Con el que te pone pleito, procura arreglarte en seguida, mientras van todavía de camino, no sea que te entregue al juez, y el juez al alguacil, y te metan en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que no hayas pagado el último cuarto”.
 Palabra del Señor.

miércoles, 12 de junio de 2019

SANTA MISA DIARIA 12 DE JUNIO- 2019



PRIMERA LECTURA
Nos ha hecho ministros de una alianza nueva, no de código escrito, sino de espíritu.
De la Segunda carta de san Pablo a los Corintios 3, 4-11
Hermanos: Esta confianza con Dios la tenemos por Cristo. No es que por nosotros mismos estemos capacitados para apuntarnos algo, como realización nuestra; nuestra capacidad nos viene de Dios, que nos ha capacitado para ser ministros de una
alianza nueva: no de código escrito, sino de Espíritu; porque la ley escrita mata, el Espíritu da vida. Aquel ministerio de muerte –letras grabadas en piedra– se inauguró con gloria; tanto que los israelitas no podían fijar la vista en el rostro de Moisés, por el resplandor de su rostro, caduco y todo como era. Pues con cuánta mayor razón el ministerio del Espíritu resplandecerá de gloria. Si el ministerio de la condena se hizo con resplandor, cuánto más resplandecerá el ministerio del perdón. El resplandor aquel ya no es resplandor, eclipsado por esta gloria incomparable. Si lo caduco tuvo su resplandor, figúrense cuál será el de lo permanente.


Palabra de Dios.
SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 98
R/. Santo eres, Señor, Dios nuestro.
• Ensalcen al Señor, Dios nuestro, póstrense ante el estrado de sus pies: Él es santo. R/.
• Moisés y Aarón con sus sacerdotes, Samuel con los que invocan su nombre, invocaban al Señor, y Él respondía. R/.
• Dios les hablaba desde la columna de nube; oyeron sus mandatos y la ley que les dio. R/.
• Señor, Dios nuestro, tú les respondías, tú eras para ellos un Dios de perdón, y un Dios vengador de sus maldades. R/.
• Ensalcen al Señor, Dios nuestro; póstrense ante su monte santo: Santo es el Señor, nuestro Dios. R/.



EVANGELIO
No he venido a abolir, sino a dar plenitud.
Del Evangelio según san Mateo 5, 17-19
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “No crean que he venido a abolir la Ley y los profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud. Les aseguro que antes pasarán el cielo y la tierra que deje de cumplirse hasta la última letra o tilde de la Ley. El que se salte uno solo de los preceptos menos importantes, y se lo enseñe así a los hombres será el menos importante en el Reino de los Cielos. Pero quien los cumpla y enseñe será grande en el Reino de los Cielos”.
 Palabra del Señor.

viernes, 7 de junio de 2019

SANTA MISA DIARIA - 07 DE JUNIO DEL 2019

PRIMERA LECTURA
Tendrás que dar testimonio de mí en Roma.
De los Hechos de los Apóstoles 22, 30; 23, 6-11
El capitán romano que había detenidoa Pablo en Jerusalén, quiso al día siguiente averiguar con certeza de qué acusaban a este los judíos; hizo que lo desataran y mandó reunir a los sumos sacerdotes y a todo el Sanedrín. Después hizo bajar a Pablo para carearlo con ellos. Pablo se dio cuenta de que una parte de los miembros del sanedrín eran saduceos y la otra fariseos, y empezó por decirles en voz alta: “Hermanos: yo soy fariseo, hijo de fariseos. Y a mí me acusan de defender aquello que es nuestra esperanza: la resurrección de los muertos”. Apenas dijo esto Pablo, se armó una discusión entre los fariseos y los saduceos, y la asamblea se dividió. Porque los saduceos niegan la resurrección y la existencia de ángeles y espíritus, mientras que los fariseos aceptan todo eso. Se formó una terrible algarabía y algunos escribas de la secta de los fariseos se levantaron y gritaron a porfía: “¡No encontramos nada malo en este hombre! A lo mejor le habló un espíritu o un ángel”. Y como creciera el altercado, temió el capitán romano que entre todos despedazaran a Pablo, y mandó que un grupo de soldados bajara y lo sacara a la fuerza y lo condujera al cuartel. A la siguiente noche se le presentó  el Señor y le dijo: “¡Ten ánimo! Así como diste testimonio de mí en Jerusalén, debes darlo en Roma”.
Palabra de Dios.
SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 15
R/. Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti.
• Protégeme, Dios mío, que me refugioen ti; yo digo al Señor: Tú eres mi bien. El Señor es mi heredad y mi copa; mi suerte está en tu mano. R/.
• Bendeciré al Señor, que me aconseja, hasta de noche me instruye internamente. Tengo siempre presente al Señor, con Él a mi derecha no vacilaré. R/.
• Por eso se me alegra el corazón, se gozan mis entrañas, y mi carne descansa serena. Porque no me entregarás a la muerte, ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción. R/.
• Me enseñarás el sendero de la vida, me saciarás de gozo en tu presencia, de alegría perpetua a tu derecha. R/.
EVANGELIO
¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?
Del Evangelio según san Juan 17, 20-26
En la última cena, levantando los ojos al cielo, dijo Jesús: “Padre santo, no ruego solamente por mis discípulos, sino también por los que, gracias a su palabra, crean en mí. Que todos sean uno: como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, que también ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste. Yo les he dado la gloria que me diste, para que sean uno como nosotros somos uno: yo en ellos y tú en mí, para que lleguen a la unidad perfecta y elmundo sepa que tú me enviaste, y que los amaste a llos como me amaste a mí. Padre, quiero que los que me confiaste estén conmigo donde yo esté, para que contemplen mi gloria, la gloria que me has dado, porque me amaste desde antes de la creación del mundo. Padre justo, aunque el mundo no te conoció, yo sí te conocí. Y ellos reconocieron que tú me enviaste. Les dia conocer tu nombre y se lo seguiré dando a conocer, para que, estando yo en ellos, permanezca en ellos también el amor con que me amaste”.
 Palabra del Señor.

jueves, 6 de junio de 2019

SANTA MISA DIARIA - 06 DE JUNIO DE 2019

PRIMERA LECTURA
Ahora los dejo en manos deDios, que puede hacerlos crecer y alcanzar la herencia prometida.
De los Hechos de los Apóstoles 20, 28-38
En Mileto continuó Pablo diciendoa los presbíteros de la Iglesia: “Velen por ustedes y por todo el rebaño que el Espíritu Santo les ha puesto a pastorear como guardianes de la Iglesia de Dios, que Él adquirió con la sangre de su propio Hijo. Yo sé que después de mi partida se van a introducir entre ustedes lobos feroces, sin ningún miramiento por el rebaño; y de entre ustedes mismos saldrán hombres que con sus despropósitos tratarán de seducir a los discípulos para que los sigan. Por eso, estén alerta, y acuérdense de cómo durante tres años no cesé de día ni de noche de amonestar, con lágrimas en los ojos, a cada uno de ustedes. Ahora los encomiendo a Dios y a su amoroso designio, ya que Él tiene poder para construir este edificio y para darles parte en la herencia con todos los santos. No pedí a nadie plata ni oro ni ropa. Ustedes saben
que estas manos se ganaron lo que mis compañeros y yo necesitábamos. Y en toda ocasión les mostré cuánto hay que trabajar para socorrer a los débiles, recordando las palabras del Señor Jesús, que dijo: ‘Hay más dicha en dar que en recibir’”. Y diciendo esto dobló Pablo las rodillas junto con todos ellos e hizo oración. Todos prorrumpieron en abundante llanto y se le echaron al cuello y empezaron a besarlo, afligidos sobre todo por las palabras que había dicho, que ya no volverían a verlo. Y lo acompañaron hasta el barco.
Palabra de Dios.
SALMO RESPONSORIAL
salmo 67
R/. Ya están pisando nuestros piestus umbrales, Jerusalén.
• ¡Oh Dios!, despliega tu poder, tu poder, ¡oh Dios!, que actúa en favor nuestro. A tu templo de Jerusalén traigan los reyes su tributo. R/.
• Reyes de la tierra, canten a Dios, toquen para el Señor, que avanza por los cielos, los cielos antiquísimos, que lanza su voz, su voz poderosa: “Reconozcan el poder de Dios”. R/.
• Sobre Israel resplandece su majestad, y su poder, sobre las nubes. Desde el santuario Dios impone reverencia: es el Dios de Israel quien da fuerza y poder a su pueblo. R/.
EVANGELIO
Que sean uno como nosotros.
Del Evangelio según san Juan 17, 11b-19
En la última cena, levantando losojos al cielo, dijo Jesús: “Padre santo, ampara a mis discípulos, dándoles el mismo nombre que me diste a mí, para que sean uno como nosotros. Cuando yo estaba con ellos, los amparaba con ese mismo nombre, el nombre que me diste; así los protegí, y ninguno de ellos se perdió fuera del que nació para perderse, para que se cumpliera la Escritura. Pero ahora me voy a ti, y todavía en el mundo, digo estas cosas, para que tengan en sí mismos la plenitud de mi alegría. Yo les comuniqué tus palabras, y el mundo los odió, porque no pertenecen al mundo, como  o le pertenezco yo tampoco. No pido que los saques del mundo pero sí que los guardes del Maligno. Ellos no pertenecen al mundo, como no le pertenezco yo tampoco. Santifícalos con la verdad: tus palabras son la verdad. Como tú me enviaste al mundo, yo también los he enviado; y por ellos yo me santifico, para que también los santifique tu verdad”.
 Palabra del Señor.

miércoles, 5 de junio de 2019

SANTA MISA DIARIA - 05 DE JUNIO DEL 2019

PRIMERA LECTURA
Ahora los dejo en manos deDios, que puede hacerlos crecer y alcanzar la herencia prometida.
De los Hechos de los Apóstoles 20, 28-38
En Mileto continuó Pablo diciendoa los presbíteros de la Iglesia: “Velen por ustedes y por todo el rebaño que el Espíritu Santo les ha puesto a pastorear como guardianes de la Iglesia de Dios, que Él adquirió con la sangre de su propio Hijo. Yo sé que después de mi partida se van a introducir entre ustedes lobos feroces, sin ningún miramiento por el rebaño; y de entre ustedes mismos saldrán hombres que con sus despropósitos tratarán de seducir a los discípulos para que los sigan. Por eso, estén alerta, y acuérdense de cómo durante tres años no cesé de día ni de noche de amonestar, con lágrimas en los ojos, a cada uno de ustedes. Ahora los encomiendo a Dios y a su amoroso designio, ya que Él tiene poder para construir este edificio y para darles parte en la herencia con todos los santos. No pedí a nadie plata ni oro ni ropa. Ustedes saben
que estas manos se ganaron lo que mis compañeros y yo necesitábamos. Y en toda ocasión les mostré cuánto hay que trabajar para socorrer a los débiles, recordando las palabras del Señor Jesús, que dijo: ‘Hay más dicha en dar que en recibir’”. Y diciendo esto dobló Pablo las rodillas junto con todos ellos e hizo oración. Todos prorrumpieron en abundante llanto y se le echaron al cuello y empezaron a besarlo, afligidos sobre todo por las palabras que había dicho, que ya no volverían a verlo. Y lo acompañaron hasta el barco.
Palabra de Dios.
SALMO RESPONSORIAL
salmo 67
R/. Ya están pisando nuestros piestus umbrales, Jerusalén.
• ¡Oh Dios!, despliega tu poder, tu poder, ¡oh Dios!, que actúa en favor nuestro. A tu templo de Jerusalén traigan los reyes su tributo. R/.
• Reyes de la tierra, canten a Dios, toquen para el Señor, que avanza por los cielos, los cielos antiquísimos, que lanza su voz, su voz poderosa: “Reconozcan el poder de Dios”. R/.
• Sobre Israel resplandece su majestad, y su poder, sobre las nubes. Desde el santuario Dios impone reverencia: es el Dios de Israel quien da fuerza y poder a su pueblo. R/.
EVANGELIO
Que sean uno como nosotros.
Del Evangelio según san Juan 17, 11b-19
En la última cena, levantando losojos al cielo, dijo Jesús: “Padre santo, ampara a mis discípulos, dándoles el mismo nombre que me diste a mí, para que sean uno como nosotros. Cuando yo estaba con ellos, los amparaba con ese mismo nombre, el nombre que me diste; así los protegí, y ninguno de ellos se perdió fuera del que nació para perderse, para que se cumpliera la Escritura. Pero ahora me voy a ti, y todavía en el mundo, digo estas cosas, para que tengan en sí mismos la plenitud de mi alegría. Yo les comuniqué tus palabras, y el mundo los odió, porque no pertenecen al mundo, como  o le pertenezco yo tampoco. No pido que los saques del mundo pero sí que los guardes del Maligno. Ellos no pertenecen al mundo, como no le pertenezco yo tampoco. Santifícalos con la verdad: tus palabras son la verdad. Como tú me enviaste al mundo, yo también los he enviado; y por ellos yo me santifico, para que también los santifique tu verdad”.
 Palabra del Señor.

lunes, 3 de junio de 2019

SANTA MISA DIARIA - 03 DE JUNIO DE 2019



PRIMERA LECTURA
¿Han recibido el Espíritu Santo, cuando abrazaron la fe?
De los Hechos de los Apóstoles 19, 1-8
Recorrió Pablo la meseta de Asia Menor y luego fue a Éfeso, donde encontró algunos discípulos y les preguntó: “Al abrazar la fe, ¿recibieron el Espíritu Santo?”. Y ellos contestaron: “¡Pero si ni quiera habíamos oído hablar del Espíritu Santo!”. Él insistió: “Entonces, ¿qué bautismo recibieron?”. Ellos respondieron que el bautismo de Juan. Pablo les dijo: “El bautismo de Juan era un llamado a la conversión, pero él decía al pueblo que debían creer en el que iba a venir después de él, es decir, en Jesús”. Al oír esto recibieron el bautismo en el nombre del Señor Jesús. Y cuando Pablo les impuso las manos, descendió sobre ellos el Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en lenguas y a profetizar. Eran en total como unos doce hombres. Luego entró Pablo a la sinagoga y durante tres meses estuvo hablando con toda libertad. Disertaba acerca del Reino de Dios y procuraba persuadir a sus oyentes.
Palabra de Dios.
SALMO RESPONSORIAL
salmo 67
R/. Derramaste en tu heredad los dones de tu Espíritu.
• Se levanta Dios, y se dispersan susenemigos, huyen de su presencia los que lo odian. R/.
• Como el humo se disipa, se disipan ellos; como se derrite la cera ante el fuego, así perecen los impíos ante Dios.  R/.
• En cambio, los justos se alegran, gozan en la presencia de Dios, rebosando de alegría. Canten a Dios: su nombre es el Señor. R/.
• Padre de huérfanos, protector de viudas, Dios vive en su santa morada. Dios prepara casa a los desvalidos, libera a los cautivos y los enriquece. R/.
EVANGELIO
Tengan confianza: yo he vencido al mundo.
Del Evangelio según san Juan 16, 29-33
En la última cena, dijeron a Jesús losdiscípulos: “Ahora sí nos hablas claramente y no en lenguaje figurado. Ahora nos damos cuenta de que tú lo sabes todo y no necesitas que nadie te pregunte. Esto nos hace creer que vienes de Dios”. Jesús les respondió: “¿Ahora sí creen? Pues se acerca, o mejor, ya llegó la hora en que se van a dispersar cada uno por su lado, y me van a dejar solo. Aunque no quedo solo, porque el Padre está conmigo. Les he dicho estas cosas para que tengan paz en mí. En el mundo van a sufrir, pero tengan confianza: yo he vencido al mundo”.
 Palabra del Señor