jueves, 12 de marzo de 2015

DIOS NUNCA DEFRAUDA


El año pasado el papa Francisco nos decía unas palabras que cabe recordar en esta Cuaresma: 

"La cruz de Cristo contiene todo el amor de Dios; allí encontramos su misericordia sin medida. Éste es un amor en el que podemos poner toda nuestra confianza, en la que podemos creer... Confiémonos en Jesús, entreguémonos a Él, porque Él nunca defrauda a nadie. Sólo en Cristo crucificado y resucitado podemos encontrar la redención y la salvación".

En Cuaresma y en Semana Santa no dejemos pasar la oportunidad para volver a nuestro amor primero, reconocerlo como Aquel que entregó su vida en la cruz por amor a nosotros, pedirle perdón por haberle fallado y entregarle toda nuestra vida sabiendo que nunca nos defraudará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario