miércoles, 4 de marzo de 2015

¡NO TE CANSES NUNCA DE HACER EL BIEN!


Todas las veces que nos detenemos, el alma empieza a sentir la rigidez de los muertos. Es espíritu que no trabaja se muere de tedio y de cansancio. No consientas que la pereza debilite tu espíritu. Vive con alegría y entusiasmo, y consagra todas tu energías en la siembra del bien, el amor y la ternura en los corazones que lo buscan.


TORRES PASTORINO, C. Minutos de Sabiduría. San Pablo, Bogotá, 1998, p.51.

No hay comentarios:

Publicar un comentario