viernes, 17 de julio de 2015

ACEPTA LO QUE TE DE ESE DÍA

Acepta lo que te da ese día, la luz de ese día, el aire y la vida, la sonrisa de ese día, llorar y jugar, el milagro de ese día.
Todos los días hay que poner un punto final, pasarla hoja y empezar de nuevo.
Cuando no ponemos un punto, estamos inmovilizados. Entreguemos nuestra hoja cada noche tal como esté. Pongámosla en las manos del padre. Así mañana podremos empezar de nuevo.

¡Todos los días vivir de nuevo!
Te sientes nuevo cuando te sorprendes de que cada mañana haya luz y cuando eres feliz porque tus ojos ven, tus manos sienten, tu corazón late.
Te sientes nuevo cuando sabes que vives y que hoy empieza el primer día del resto de tu vida.
Te sientes nuevo cuando miras hacia los hombres y las cosas con una mirada limpia y cuando todavía puedes complacerte con las pequeñas y sencillas flores del campo.


BOSMANS, Phil. Vitaminas para tu corazón. San Pablo, Caracas, 1990, pp. 39-40

No hay comentarios:

Publicar un comentario