viernes, 27 de noviembre de 2015

SAN PABLO RADIO - Jr. EDWAR VIDAL

Recibamos al Niño de manos de María con humildad. Esa humildad que procede del conocimiento de que todo es de Dios.
No contentarnos con el hecho histórico, lo que acontece realmente es el nacimiento de Jesús en nuestro corazón. La humildad y la fe son, pues, las condiciones para que Jesucristo crezca en nosotros. Comprendamos bien el sentido del pesebre. Si en este tiempo logramos abrir el corazón a la humildad, entonces habremos comprendido el misterio del pesebre.
El pesebre, que significa la humildad es la gran lección que el Señor nos da al entrar en el mundo; pero además, habremos hallado el camino que conduce a la santidad, a la respuesta plena a la propia vocación.
La primera cuna que Jesús encontró sobre la tierra fue el corazón inmaculado de María: él fue el primer pesebre: corazón puro, corazón piadoso, corazón humilde, corazón religioso. Así sea vuestro corazón y será un hermoso pesebre para Jesús. 
Beato Santiago Alberione 
Fundador de la Familia Paulina 

No hay comentarios:

Publicar un comentario