viernes, 5 de agosto de 2016

EL PODER DE LA ORACIÓN



En la actualidad muchas personas han dejado de orar porque les parece anticuado o fuera de contexto, pero es la oración la fuente de la comunicación intima del hombre con Dios. Este dialogo permite que estemos más cerca del Creador, además es en ese momento cuando se da gracias por todo lo que se tiene, por lo que Dios le regala a la persona todos los días. También sirve como medio para pedirle por las diferentes necesidades que se tienen, teniendo en cuenta que en últimas Él es quien decide ya que Dios sabe que es lo que le conviene a cada persona. 

El ejercicio de la oración permite que el hombre se desahogue, pueda contar sus problemas, sus dudas y sus ideales, en definitiva de todo lo que le pasa a diario confiando totalmente que el Creador lo está escuchando. Para esto no hay que tener ciertas palabras, tecnicismos o una formula la cual nos de la manera correcta de orar, basta con ponerse en disposición y hablarle a Dios con nuestras propias palabras. La oración no ha pasado de moda, es y seguirá siendo una lazo de dialogo fraterno que nos une en cualquier momento, hora y espacio con Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario