sábado, 13 de agosto de 2016

LOS SACRAMENTOS




Son signos que le dejo Cristo a la humanidad para que por medio de estos alcance la salvación. Los sacramentos son siete que son: Bautismo, confirmación, penitencia, eucaristía, unción de los enfermos, orden sagrado y matrimonio. Cada uno tiene un valor fundamental; el primero nos hace hijos de Dios, el segundo nos reafirmamos en la fe cristiana recibiendo al Espíritu santo y esto nos hace apóstoles fieles de Cristo, el tercero nos invita a caer en la cuenta de nuestros errores y a comprometernos a cambiar para mejorar cada día y así ser ejemplo de vida.

El cuarto sacramento nos invita a vivir y aceptar en la vida al único Dios verdadero, que es fuente de vida. La Eucaristía nos recuerda que somos uno con Cristo y que la palabra que recibimos durante la celebración no es para nosotros, sino para darla, pues donde verdaderamente se inicia a vivir la eucaristía no es en el templo, sino afuera, cuando salimos del templo y nos volvemos a enfrentar con el diario vivir.

La unción de los enfermos, que es el cuarto sacramento hace referencia a una gracia especial que recibe la persona que se encuentra enfermo para que tenga la fortaleza de enfrentar su enfermedad. El sexto es el orden sacerdotal, éste sacramento se cumple cuando una persona decide donarse totalmente al servicio a los demás por medio del orden sacerdotal, que es un modelo de vida que contiene unos deberes que la persona que toma la decisión de seguir este camino de tener presente. Por último está el sacramento del matrimonio. Éste se refiere al compromiso que hace una pareja ante Dios de vivir juntos en mutuo amor para toda la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario