jueves, 27 de octubre de 2016

LOS PAULINOS EN LA FERIA DE FRANKFURT

Adaptado por: Farud Bríñez, SSP.


Cada año todos los libreros se dan cita en el país de Alemania –entiéndase por libreros, editoriales- como también distintas corporaciones y compañías pertenecientes al ambiente audio visual y multimediático para realizar negocios internacionales en este mismo campo. La ciudad elegida es Frankfurt, quien esté año abrió sus puertas a la edición número 68 de la Feria Internacional del Libro de Frankfurt. 

“Alrededor de 275 mil personas visitaron la feria, que contó con 7100 expositores de 100 países diferentes. Nosotros, los paulinos fuimos representados por cerca de 30 miembros de 14 de nuestros 18 distritos, dice el hno. Darlei Zanon. SSP. 

Las dos grandes novedades de este año, para nosotros los Paulinos, fueron, primero la celebración del 25 aniversario de la creación de la nueva marca y la creación de un nuevo soporte, con un diseño moderno y elegante, digno del evento y segundo, la importancia de la Sociedad de San Pablo en el mundo como editorial que se ha establecido a mundial. 

Frankfurt, cada vez más, se trata de un lugar de encuentro y experiencia. Es cierto que hay que hacer un montón de negocios, firmar contratos y realizar hermosos proyectos; Sin embargo, lo más importante es lo que se aprende allí cada año. Tanto para el editor que va por primera vez, tanto por lo que ya es de treinta años, siempre hay algo nuevo y algo que aprender. Los cambios justos, se renueva, se encuentran nuevos perfiles, sin embargo, no se pierde su importancia y centralidad. 

Frankfurt es una verdadera escuela para los editores, esta es la opinión común entre los participantes de la Sociedad de San Pablo de los diferentes países participantes. A pesar de que tenemos un montón de ferias en diferentes países, en Frankfurt nos encontramos, estamos todos juntos por una semana y es un tiempo además de intercambio de experiencias, información, ideas, proyectos. Es el lugar ideal para inspirar, motivar, para ver nuestro apostolado con más optimismo y dinamismo. Vemos que el mundo editorial continúa desarrollándose de una manera viva, fuerte y creativa. Las letras se han completado, el papel y las pantallas se hablan, el contenido de adoptar diferentes formas para conectar escritores y lectores de todas las edades e idiomas. 

Frankfurt es grande y es precioso, porque nos da la vida y nos recuerda el núcleo siendo Paulino editor, como lo hizo nuestro gran Fundador el beato Santiago Alberione. Aquí recordamos la necesidad de transformar la Palabra al papel: esto no cambia mucho, porque la clave es la edición, "dar a luz a" un mensaje de texto que puede transformar a las personas y la sociedad. 

Nuestro stand internacional, ya lleva una larga tradición, siempre es un hermoso testimonio de unidad y de nuestro ser Editorial único, con objetivos comunes y una misma identidad visual. No se tiene ninguna duda de que era el momento adecuado para "fortalecer la unidad en la misión", "compartir experiencias e iniciativas en el campo editorial" y "reflexionar sobre el sentido de nuestra marca corporativa y evaluar su aplicación", conforme a lo solicitado por nuestro superior general el padre José Valdir de Castro en su mensaje a los participantes. 

Cada religioso de la gloriosa Sociedad de San Pablo debe dar abundantes frutos a cada hora en cada una de sus circunscripciones, frutos que sean el germen de las semillas de las mejores experiencias y conocimientos que cada uno adquiera como Paulino, especialmente de cada uno de los participantes de la Feria de Frankfurt que deben llevar también buenos frutos a cada una de sus comunidades”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario