viernes, 8 de septiembre de 2017

PAPA EN COLOMBIA

Por: Equipo Editorial

El reloj marcaba las 4 de la tarde con 36 minutos, cuando en la puerta del avión se miraba la figura de un hombre vestido de blanco que saludaba a la multitud que esperaba atenta el descenso del sucesor de San Pedro. El Papa Francisco había aterrizado en Colombia. 

Luego de 10 horas de viaje y con el cambio de la ruta aérea a causa del paso del huracán Irma que atraviesa el caribe, el vuelo AZ4000 de la compañía aérea Alitaliaque transporta al Papa, arribó al área militar de CATAM del Aeropuerto Internacional El Dorado de la ciudad de Bogotá. Entre gritos de júbilo y vivas, el Santo Padre bajaba del avión y saludaba al presidente del República de Colombia, Juan Manuel Santos y a su esposa, Ma. Clemencia Rodríguez de Santos, Primera Dama del país, a continuación, al cardenal arzobispo de Bogotá, Mons. Rubén Salazar y obispos de la Conferencia Episcopal colombiana.
Siguió su paso por la alfombra roja y se acercó un jovencito con un obsequio en la mano, que el acogió con un gesto de ternura. Se trataba de Enmanuel, hijo de la política Clara Rojas, secuestrada por las FARC en 2002 y que, precisamente, le dio a luz durante estuvo secuestrada. El pequeño obsequió al Papa una paloma, símbolo de la paz. Al seguir avanzando, saluda a un grupo de niños que lo esperan agitando pañuelos blancos y seguidamente se aproxima a las autoridades civiles del país. 

La alegría del pueblo colombiano se hizo sentir al escucharse cumbias propias del folklor del país, así como con el colorido de los trajes que portaban los jovencitos que danzaron para el deleite del Papa. Avanza y saluda a militares y personas con discapacidad a causa del conflicto armado en el país y a las personas que lo esperaban.

Sube al Papa móvil y recorre la calle 26 hasta llegar a la nunciatura apostólica, donde fue recibido con gritos alegres, cantos, bailes y mensajes llenos de alegría de parte de los jóvenes del Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud (IDIPRON) institución que tiene por misión,el cuidado de los derechos de la niñez y la juventud y el rescate de los mismos de la situación de calle o en posibilidad de habitarla.

El papa Francisco siempre con su alegría manifestó a los jóvenes “que no se dejen vencer, no se dejen engañar, no se dejen robar la alegría.” Palabras que han sido muy comunes en todo los encuentros que el papa Francisco ha tenido con los jóvenes, después de la celebración de recibimiento del papa por parte de los jóvenes de (IDIPRON) el papa finalmente pidió a todos los presentes que rezarán por él, impartiendo al mismo tiempo su bendición apostólica…

No hay comentarios:

Publicar un comentario