lunes, 23 de octubre de 2017

LAURA MONTOYA, PRIMERA SANTA COLOMBIANA.

Por: Equipo Editorial

El pasado 21 de octubre, celebrábamos a la primera Santa Colombiana, Laura Montoya, a quien se le atribuye una gran pasión por la evangelización y predilección por los más necesitados. 

Santa Laura Montaya nació en Jericó, Antioquia, el 26 de mayo de 1974. Gran parte de su vida la entregó a la formación Cristiana. Huérfana de padre, no gozó de educación a temprana edad debido a la condiciones de pobreza, pero sí asistencia espiritual, pues “su madre con su palabra y ejemplo, le enseñó a rezar todos los días el rosario y el catecismo”, narra en su obra “Y Dios entró en la selva” el padre Aristelio Monroy, sacerdote paulino de Colombia, quien con estilo fresco escribió una biografía de esta gran santa.
El mismo padre Monroy, cita en su obra, apuntes de la autobiografía de Santa Laura: “Mi escuela era ambulante; recibía lecciones de cuanto me rodeaba. Dios era mi protector y el pedagogo que educaba mi alma para darme los muy pocos conocimientos humanos que había de necesitar; bien sabía Él que bastaba poco tiempo.”

Cursa estudios de magisterio en la normal, de 1891 a 1893, en donde fue considerada como la más inteligente, seria y consagrada de todas las normalistas.

A sus 39 años, Laura decidió irse a Dabeiba en compañía de seis compañeras, con la autorización del obispo de santa fe de Antioquia, Mons. Maximiliano Crespo Rivera, para así poder ir a evangelizar a los indios Emberá Chami; desde aquel día, dedico su vida a esta misión.

La madre Laura, atrajo a muchos indígenas y del mismo modo los hizo enamorarse de Dios y les incentivó a vivir el misterio de Cristo por medio de los Sacramento, tal como lo es el Bautismo, movida por el espíritu misionero y evangelizador, con la ayuda del obispo y del nuncio comienza a tramitar una nueva congregación, la cual tomaría el nombre de Misioneras de María inmaculada y Santa Catalina de siena. De igual forma practicaba la escritura, pues escribió varios libros, en los cuales narraba muchas de sus experiencias. Luego de pasar nueve años en silla de ruedas, fallece en Medellín el 21 de octubre de 1949.

En 1973, es declarada Sierva de Dios, por el Papa Pablo VI, y declarada venerable el 22 de enero de 1991 por San Juan Pablo II, del mismo modo San Juan Pablo II la declara Beata el 25 de abril del 2004. De tal forma el 12 de mayo es Canonizada por el Papa Francisco, al mismo tiempo se declara el 21 de octubre como el día litúrgico de Santa Laura Montoya.

San Pablo Radio se une a esta celebración del pueblo Colombiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario