martes, 16 de julio de 2019

SANTA MISA- MARTES 16 DE JULIO-NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN

https://www.facebook.com/UnisanpabloTVRADIO/videos/2272796546148772/ NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN PRIMERA LECTURA Regocíjate, Jerusalén, pues vengo a vivir en medio de ti. Del libro de Zacarías 2, 14-17 “Canta de gozo y regocíjate, Jerusalén, pues vengo a vivir en medio de ti, dice el Señor. Muchas naciones se unirán al Señor en aquel día; ellas también serán mi pueblo y yo habitaré en medio de ti y sabrás que el Señor de los ejércitos me ha enviado a ti. El Señor tomará nuevamente a Judá como su propiedad personal en la tierra santa y Jerusalén volverá a ser la ciudad elegida”. ¡Que todos guarden silencio ante el Señor, pues Él se levanta ya de su santa morada! Palabra de Dios. SALMO RESPONSORIAL De san Lucas 1 R/. ¡Dichosa tú, Virgen María, porque llevaste en tu seno al Hijo del eterno Padre! • Mi alma glorifica al Señor / y mi espíritu se llena de júbilo en Dios, mi salvador, / porque puso sus ojos en la humildad de su esclava. R/. • Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones, / porque ha hecho en mí grandes cosas el que todo lo puede. / Santo es su nombre. / Y su misericordia llega de generación en generación / a los que lo temen. R/. • Ha hecho sentir el poder de su brazo: / dispersó a los de corazón altanero. / Destronó a los potentados / y exaltó a los humildes. / A los hambrientos los colmó de bienes / y a los ricos los despidió sin nada. R/. • Acordándose de su misericordia, / vino en ayuda de Israel, su siervo, / como lo había prometido a nuestros padres, / a Abrahán y su descendencia, para siempre. R/. EVANGELIO Señalando con la mano a sus discípulos, dijo: estos son mi madre y mis hermanos. Del Evangelio según san Mateo 12, 46-50 En aquel tiempo, Jesús estaba hablando a la muchedumbre, cuando su madre y sus parientes se acercaron y trataban de hablar con Él. Alguien le dijo entonces a Jesús: “Oye, ahí fuera están tu madre y tus hermanos, y quieren hablar contigo”. Pero Él respondió al que se lo decía: “¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?”. Y señalando con la mano a sus discípulos, dijo: “Estos son mi madre y mis hermanos. Pues todo el que cumple la voluntad de mi Padre, que está en los cielos, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre”. Palabra del Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario